+34 666 16 56 16 hola@abogadoenrollado.com

Acerca de Javier

Estoy aquí para ayudarte a resolver tus problemas

Soy abogado especializado en derecho de familia, violencia y menores (es decir, en divorcios, separaciones, bullying, agresiones, amenazas…) pero siempre estuve interesado en las personas más allá de los aspectos legales…

¿Por qué elegí esta profesión?

1.- Porque puse en práctica lo que ya sabía…

Yo ya tenía las habilidades personales que había estado desarrollando durante años.

Durante mi adolescencia estuve en contacto, por desgracia, con un episodio de violencia de género que hoy pondría la piel de gallina a cualquiera y que me tocaba tan de cerca que, prácticamente, me convertí en el confesor del maltratador y el que rezaba por ella.

Fueron muchos años que me tocó lidiar con esta espiral de violencia y durante la cuál aprendí a fondo los perfiles y vaivenes emocionales tanto de los maltratadores como de las víctimas.

Fue una época en la que la violencia contra la mujer estaba mucho menos respaldada por las autoridades e incluso, en algunos casos, respaldada por quien tenía la obligación legal de proteger al ciudadano.

Como resultado de aquellos años de «terapia», en este entorno de violencia de género, yo mismo fui amenazado de muerte cuando, llegado el momento, me negué a darle el paradero al maltratador de esta chica que, finalmente, huyó.

También, y paralelamente, pude observar durante años cómo se hacía bullying a uno de mis compañeros de colegio. La verdad que pude ser un posible defensor pero, en este caso, no me sentí con las fuerzas ni el conocimiento necesario para ayudarlo… 

Sin duda, tengo una deuda moral en ese sentido que me ha marcado durante toda mi vida y, desde entonces, he seguido el proceso vital tanto de uno como de otros, con el fin de entender, aclarar y ayudar en todo lo que he podido a estas personas, tanto maltratadores como víctimas…

La abogacía lo que me permitió es aprovechar estas habilidades y compartir su valor con clientes a nivel profesional.

2.- Finalmente, conseguí autorrealizarme.

Yo amo ser abogado pero, a veces, puede ser frustrante porque mis clientes, a menudo, vuelven con el mismo problema, una y otra vez. Y yo sé que todo es debido a un mismo patrón de conducta, un trasfondo emocional se cierne muchas veces en el derecho

El problema es que la gente no está acostumbrada a hablar con su abogado con sinceridad, sino que se centran en llevar la razón y los abogados nos centramos en los aspectos técnico-legales lo que tiene como resultado que ambos perdamos la perspectiva del problema.

Es por ello, que redirigí mi educación hacia una mayor comprensión de la inteligencia emocional y gracias a esta formación continua he sido capaz de ver más allá de lo estrictamente jurídico y comenzar a entender las verdaderas necesidades de mis clientes. De esta manera, he aprendido a ayudarles mejor a resolver sus problemas y me siento doblemente satisfecho.

Ahora tengo un nuevo y completo nivel de servicio para mis clientes, incluso los pasados. La frustración de no terminar de resolver el problema de una manera definitiva se fue y ahora siento que puedo ir más allá desarrollando mi talento y vocación.

3.- Puedo ver con mis propios ojos el impacto positivo de mi trabajo

Solía tener el miedo de que mi vida transcurriera sin ninguna importancia. Necesitaba ver que mi paso por el mundo lo convertía en algo mejor.

En un curso aprendí a crear un mapa de transformación para mis clientes. Se trata de crear una lista con los nombres de las personas cuyas vidas he ayudado a cambiar.

La parte izquierda de la lista se centra en cómo estaban ellos cuando me conocieron. A menudo, estaban lidiando con dudas, conflictos y sintiéndose desprotegidos. En la parte derecha, escribo sobre su crecimiento y objetivos cumplidos.

Cada día, invierto cinco minutos mirando este esquema, comprendiendo el real impacto que he tenido en sus vidas. Eso me llena de alegría y satisfacción cargándome las pilas y el corazón.

No hay nada como tener un propósito en esta vida que trata de ayudar a otros, viendo cómo progresan y sabiendo que tu trabajo y tu talento consiguen transformar profundamente la vida de otr@s que vinieron buscando tu ayuda profesional.

Sólo por esto me valió la pena

¿Quieres terminar con tus problemas de una vez por todas e iniciar un nuevo camino?

Contáctanos